Solo un signo…

Desde hace ya más de tres años que estoy bastante animado con la posibilidad que me da Dios de conectar lo que sé y me gusta con mi trabajo en una empresa con una visión líder.

Hace ya más de tres años soy docente de Semiótica y Semiología, entre otras cosas. Por la falta de organización de tiempo en cosas urgentes e importantes (y olvidadas) nunca le dediqué mayor interés que aquel que el gusto y la propia preparación de clase me pudieran permitir.

En esta construcción-aprendizaje llegué hace tres meses a ese punto en el que uno se dice, “pero y dónde está lo que has hecho” y me dedique a compilar más conscientemente cada cosa que hacía para cada clase. Reuní decenas de cederrones (léase cd’s), me contacté con un investigador en Francia y hoy que programo más clase, me doy cuenta que cada vez tengo menos de ésa semiótica que aprendí y que en los primeros semestres dicté…

En la Universidad se mezcla la teoría lingüística con la experiencia empresarial y la solución de problemas en los terrenos de la práctica organizacional. Por ello, la semiótica que ahora me ocupo en preparar tiene menos de lingüística, y mirando ciegamente de reojo a la comunicación organizacional, siempre la consideré punto aparte.

Hoy quizás sigo siendo ciego, pero miro mejor…

En los recorridos por la web encuentro algo que desde 1995 recibe el nombre de OS, y no se trata del Sistema Operativo que tanto me agradó en mis años de Universidad. Se trata de una sociedad internacional de ¡ Semiótica Organizacional !

Tal vez este blog me delate o me sirva para futuros adelantos, pero igual me da bastante tranquilidad y confianza ver que lo que yo araño desde hace ya tres años, pensando en que no es tan aplicable finalmente o por momentos que estoy inventando la aspirina, tiene más amigos fuera de hispanoamérica que en la misma Universidad donde trabajo.

Y si Dios quiere, en un blog posterior, podré decir que me he unido a la “sociedad de amigos” de la OS ya en iberoamérica.

Este, para entonces, sera solo un signo.

Etiquetado con:

1 comentario en «Solo un signo…»

  1. Señor Jairo Alberto Galindo.

    Muy complacida leo ahora su espacio digital que de verdad es facinnante porque se nota el gusto y el amor que usted tiene por estos temas comunicativos.

    Quisiera , si es posible, que estos escirtos y otros más que seguramente tienen en el tintero fueran enviado a otroas lugares para que más personas tengan el gusto, PERO NO EL PLACER, de conocerlo.

    Me depido con un enorme beso, deseándole que este sea el inicio de una exitosa carrera como escritor de arículos en torno a la lengua y las nuevas tecnología.

    Chao belleza. TE AMO.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.